#ElMedioEresTú y por eso no debes meter la pata

#ElMedioEresTú y por eso no debes meter la pata

Con la situación que vive Venezuela y con la evidente censura y autocensura que reina en los medios de comunicación del país, el ciudadano común -a través del uso de las redes sociales- se ha convertido en la nueva manera de informar.

Con esta acción, las televisoras, radios y periódicos del país han perdido un gran espacio porque con su silencio han dado paso a una nueva serie de voceros de los hechos que suceden minuto a minuto, una plaza que nunca más van a recuperar.

Ahora bien, el ciudadano común -en su rol de periodista ciudadano– tiene el riesgo de meter la pata a la hora de informar; y es por eso que, a continuación, les presento una serie de tips para tratar de ayudar a mejorar la comunicación de masas en estos tiempos en los que se necesita de manera apremiante.

Sé fiel a tus ideas y respeta las ajenas: Si tienes claro lo que quieres comunicar y las opiniones que quieres difundir, dedícate a ello. Entiende que Venezuela no sólo son dos posiciones extremas opuestas y enfrentadas; de hecho, hay miles de ellas y, si te encuentras a alguien que expone otras cosas que no compartes, no pierdas tu tiempo insultando a ese emisor. La razón es simple: la persona a quien ofendes seguirá radical en su premisa y con los ataques lo haces más fuerte porque amplias la visión de ese contenido ante tus seguidores. Al final, estás beneficiando un mensaje que no compartes. Sólo debes expresarte públicamente hacia esa persona si cuentas con un argumento válido para refutar la posición adversa. Intenta darle follow -si los números de seguidores y seguidos son parecidos y es posible que te de followback-, así aprovechas para exponer tus puntos por mensaje directo; tu queja llegará solamente y de manera directa al portador del mensaje. Recuerda no usar amenazas o groserías, pues pueden aprovechar para victimizarse.

Rompe las menciones y evita hacer spam: Si quieres comunicar una información a otra persona para ver si la otra persona la difunde, haz la mención pero evita hacerla al principio de la oración porque sólo limitas el mensaje a los seguidores en común. Para que sea más efectivo, coloca algún signo o letra -aunque sea un punto- delante del nombre de usuario que quieres mencionar. También evita hacer spam mencionando a muchas personas con la misma oración, porque corres el riesgo de que tu cuenta sea anulada por Twitter; para eso te recomiendo ponerte creativo aprovechando el hashtag que más se use en Twitter y así difundir lo que quieres. Muchas personas que revisan ese tópico pueden conseguirse con tu información de manera más sencilla.

1 de cada 2 venezolanos tiene un teléfono con capacidad de tomar fotografías, por eso, si sólo ves una misma foto sobre un hecho está garantizado que la foto es falsa.

Verifica las fotos: Ten claro que no estás trabajando en un periódico de los años 80, ni tienes la necesidad de dar el «tubazo» siendo el primero en hacer referencia a un material fotográfico. La inmediatez de las redes sociales te permite verificar algunas cosas antes de subir una información errada o distorsionada. Ten en cuenta que -en este momento- 1 de cada 2 venezolanos tiene un teléfono con capacidad de tomar fotografías, por eso, si sólo ves una misma foto sobre un hecho está garantizado que la foto es falsa. Cuando veas un hecho fotografiado desde varios puntos de vista, sabrás que, al menos, sucedió y que la que quieres difundir no es una fotografía descontextualizada.

Ten una noción general de los personajes que hacen la noticia: Irónicamente, entre las posiciones extremas que dicen amar a Venezuela no se conoce la evolución de las noticias desde el 2002 hasta la fecha. De esta manera se han colado fotografías de dirigentes estudiantiles en aquél momento porque la gente que las difunde no sabe quiénes son las personas involucradas. De saberlo, también sabrían de antemano que la fotografía no corresponde al momento actual y no contribuirían a viralizarla.

Atiende los detalles: De la misma manera que estás pendiente de los cambios de uniforme de los equipos deportivos que te gustan, es bueno que hagas la misma revisión con los de las fuerzas de orden público. Antes de subir una foto, revisa en el buscador fotográfico de Google el nombre del componente involucrado y pon atención a los detalles, puedes que estés subiendo fotos de sucesos pasados y eso es fácil de descubrir porque la vestimenta corresponde a otro momento de nuestra historia contemporánea.

Duda hasta de las personas famosas: Muchas personas con fama o con influencia en las redes sociales pueden cometer el error de no verificar información y subirla. Por esa misma razón, no des por hecho que es verdad, verifica y, si corresponde a la realidad, apoya la difusión del mensaje.

Sin insultos es más confiable: Sea lo que sea que vayas a expresar, evita caer en los insultos; esto desacredita tu mensaje y le resta impacto. Un texto inteligente puede ser más contundente que una retahíla de improperios. No cargues tus mensajes con odio, porque haces que tu mensaje no llegue a la gente ya que este tipo de emociones tiende a causar rechazo en la audiencia.

A la hora de comunicar, las emociones estorban y son responsables de errores cometidos por impulso

Mantén la cabeza fría y la redacción responsable: Aunque suene difícil, en todo momento debes pensar con la cabeza fría y no puedes permitirte dejarte guiar por tus emociones; a la hora de comunicar, las emociones estorban y son responsables de errores cometidos por impulso. Por mucho que te moleste una situación, trata de verificarla antes de decir algo sobre el tema. Si crees que es imposible, tómate un segundo para pensar –en este momento- en lo rápido que salen a desmentir cada fotografía falsa que difundida por gente que se indignó por un hecho sin comprobar si era cierto o no (punto 3). No pises «conchas de mango».

Respeta el humor: «Venezuela no anda para chistes» dirán muchos y puede que así sea; pero debes entender que el humor también es un vehículo para llevar un mensaje y muchas veces es más efectivo que aquellos que van llenos de insultos y groserías.

Advierte a otros de sus metidas de pata: Cuando veas que alguien puso una foto equivocada, si puedes enviarle un DM advirtiendo que no es correcto, hazlo. Si no tienes esa posibilidad, hazle un reply al tuit y especifica que esa fotografía no corresponde a la realidad. Si el emisor no ve el mensaje a tiempo, al menos las personas que leen a esa persona pueden ver tu acotación porque se despliega en el tuit.

Haz listas y analiza las tendencias de las mismas: Crea una lista de -al menos- 50 personas en Twitter con cuentas que valores informativa o emocionalmente y mantenla abierta. Eso te puede dar una idea de las cosas que pasan con otra dimensión, porque cuando ves que una buena parte de la lista está hablando de determinado tema, puedes tener la garantía de que en ese punto se enfoca la noticia real del momento.

En líneas generales, trata de hacer el mejor trabajo como periodista ciudadano, porque de tu responsabilidad depende la credibilidad de las redes sociales.

avatar

Autor

Juan Valero

Lic. en comunicación social, especialista en periodismo y medios digitales. Entendiendo la velocidad del flujo de información en Social Media, hago contenidos de entretenimiento y crítica que sean virales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Venezuela: entre la noticia y la desinformación
A continuación:

Venezuela: entre la noticia y la desinformación

Venezuela: entre la noticia y la desinformación